domingo, 25 de noviembre de 2012

¿Cine Canario?


¿Qué coño es el cine canario?
¿Cuándo un cortometraje se puede considerar "cine canario"?

   Lo digo porque hay algunos festivales que cuentan en su programación con una "sección de cortos canarios" aparte de la Sección Oficial, nacional o internacional, y sería interesante unificar criterios que definan que requisitos hay que cumplir para poder concursar en ellos.

   Vamos por partes como dijo Jack el destripador.
¿Por qué una sección canaria?
Algunas voces se muestran contrarias a esta subdivisión alegando que eso confiere a los cortos canarios una categoría como de segunda división.

   Otras, en cambio, lo defienden bajo el argumento de que no es lo mismo hacer cine en Madrid o en Barcelona que hacerlo en Canarias, debido a la diferencia de infraestructuras e industria, y, por lo tanto, una sección canaria buscaría equlibrar la balanza y así proteger la enmica cinematografía canaria.

   Bajo este argumento entenderíamos que los cortos canarios no pueden competir con los hechos en la península.
   Esto nos lleva de nuevo al punto de inicio: ¿Qué es cine canario?

"Cine canario es el cine hecho en Canarias".
Pues no, porque entonces "Furia de Titanes" o "A todo Gas" sería cine canario...

Pues entonces "Cine canario es el cine que está dirigido por un canario". 
Pues no, porque entonces "Intruders" o "28 semanas después" sería cine canario, y "Las cartas de Malex", dirigida por el venezolano Carlos Reyes no lo sería...

   Bueno, pues entonces "cine canario es aquel cuyo dinero está puesto por una productora canaria".
 Entonces si una productora canaria le da dinero a un director australiano para que ruede la reproducción de los canguros de Australia occidental con actores australianos, canguros australianos, sonidistas australianos y todo australiano ¿Sería cine canario o cine australiano?.

   ¿Y a que viene todo esto?
Pues a que en el reciente festival de La Orotava ha saltado la polémica al ganar la sección canaria el cortometraje "Voice Over", un corto de esos de los que se caga la perra, hecho con mas dinero que todos lo cortos juntos que yo haya rodado en mi vida, y que por lo visto (yo no he visto el corto) lo único canario que tiene es una cuarta parte de su producción.

  Yo, que ni competía ni tan siquiera presenté trabajo a ese festival, estoy libre de sospechas tipo "dices esto porque estás picado". No, aunque el refranero español sirve pa´tó. 
Si te quejas "el que se pica ajos come", y si no te quejas "el que calla otorga". 

Alguien dijo que "Voice Over" era un corto contra el que los demás cortos no podían competir, y que por eso no debía concursar en la sección canaria.
Discrepo, por supuesto. Si un corto canario es la hostia en verso, rodado con 100.000 euros y arrasa en las secciones canarias, pues chapó por él.  

   El problema es que desde mi punto de vista, "Voice Over" no es un cortometraje canario, No juega en nuestra misma liga aunque se trate del mismo deporte.

   Y la prueba la tienen en que, por lo que he oído, este mismo "Voice Over", mejor corto canario en La Orotava, también ganó en el Zinebi Bilbao el premio al mejor cortometraje vasco.
Venga va, lo repito... vasco... cortometraje vasco...
   Y esperen, porque como tenga también dinero de la Comunidad de Madrid o de Andalucía ya saben lo que se avecina...
Un extraño palmarés...  

¿Fue Kubala el que jugó en las selecciones de Hungría, España y Checoslovaquia hasta que la Fifa cambió el reglamento para que si jugabas en una no pudieras después jugar en otra?

Pues ya saben... o uno u otro. Todo no puede ser.    

viernes, 23 de noviembre de 2012

Instinto de generación


NADIE HABLARÁ DE NOSOTROS CUANDO ESTEMOS MUERTOS

                               De Izq. a Derch: Marta Viera, Iván López, Lamberto Guerra
                               Naira Gómez, Mery Díaz, Ado Santana, Daniel L. Lacave,
                               Maykol Hernández, Josep Vilageliu, Domingo de Luis y
                               Armando Ravelo

   Hace un par de días, el cineasta Iván López subió a su cada vez más imprescindible blog un interesante post titulado "conciencia de generación"
   La entrada en cuestión es, entre otras cosas, una reflexión personal sobre la generación actual de cineastas canarios y su actitud a la hora de interactuar con la situación del cine canario, o cine en Canarias... o lo que sea.

"Conciencia de generación"... ¿conciencia o "consciencia"? Conciencia es una palabra con mucho contenido. 

Iván nos dice textualmente:

"Todos estamos conformes en que Canarias cuenta con una de las mejores generaciones de cineastas de su historia. Una generación que ha nacido al regazo del cine digital. Pero si  quizás  nos dejáramos de mirar tanto al ombligo y propusiéramos  unirnos realmente, algo podría cambiar. En todos estos años me he dado cuenta que muchos realizadores no se interesan en absoluto por las obras de sus compañeros. Cada uno interesado en hacer  la guerra por su parte y sin mostrar ningún interés en conocer lo que hacen sus contemporáneos."

   Cuando hace referencia a esa conciencia de ser generación, creo entender que Iván nos habla de "como deberían ser las cosas", y no de "como son realmente".

   Por eso he titulado este post "instinto de generación", porque no creo que realmente exista en nosotros esa conciencia de formar parte de una generación de cineastas canarios, ya que en esta extraña colmena que formamos, nos atrincheramos absurdamente a veces en nuestras celdillas hexagonales y de ahí no nos saca ni Dios, pero, a cambio, si que soy capaz de distinguir cierto instinto de abeja, laboriosa, que a pesar de encargarse solamente de su parcela de miel y polen, "siente" que está interactuando con el resto de la comunidad.

   Y eso es bueno, creo yo.
Supongo que nadie es consciente de que perteneció a una generación artística hasta que años después viene un historiador y le etiqueta en sus crónicas.

Pero hablemos claro. No somos la "Nouvelle vague". Nadie nos recordará. ¿o que creen que rezarán los libros de historia del cine canario cuando hablen de esta época?
Fresnadillo, Elio Quiroga, quizás algo sobre Pérez Toledo o no...

   Hubo una generación anterior a la nuestra, que lo tuvo más dificil. Una generación de celuloide chico, de super8, de moviolas... ¿alguien recuerda sus nombres, más allá de los que tuvieron la suerte de llegar a algún sitio?

   Somos abejas que nos hemos multiplicado al calor de una revolución digital, que ya pueden ir recopilando de sus discos duros todos sus trabajos, metiéndolos en un dvd y llevándolos a la Filmoteca canaria para que cojan polvo en la estanterias institucionales.

Nadie hablará de nosotros cuando estemos muertos.
Bueno, da igual, si en el fondo sólo he escrito este post como excusa para poder poner la foto de inicio...
¿A que es cojonuda?... la foto de arriba, digo...



martes, 20 de noviembre de 2012

San Rafael en corto: La utopía

(léase con voz de borracho): PUES SI YO ALGUNA VEZ ORGANIZO UN FESTIVAL... NO VA A HABER SELECCIÓN... ENTRARÁN TODOS LOS CORTOS QUE SE PRESENTEN (en un bareto a las dos de la mañana del día que te han comunicado que tu corto no ha sido seleccionado pero que gracias por participar)

  
 Esta semana el Víctor Jara de Vecindario está acogiendo la VIII muestra de cortometrajes San Rafel en Corto, organizado por Gran Angular.
   Durante casi siete días se pueden ver casi 100 trabajos entre cortometrajes, videoclips y videoarte.

   Y lo que me gusta de esta propuesta es, precisamente, que estamos todos, todos los que hemos querido estar. No hay criba, no hay selección, no hay iluminattis ni prefferittis... No. Aquí el tema va de otra cosa.
   Va de mostrar, de ofrecer una ventana amplia al panorama de actualidad audovisual de nuestra tierra.
Y para lograr eso, no se puede limitar la proyección a seis o siete obras como en otros festivales, ya que el porcentaje que representaría no llegaría ni al 1% de lo que se está haciendo en Canarias en materia de cortos.

San Rafel en Corto no juzga, no toma partido, simplemente muestra.

   Es cierto que, de esta manera, te tienes que tragar algunos truñacos de impresión (como ayer, que proyectaron no se qué mierda de una tías buenorras en bragas dando saltos en una cama y lamiendo un oso de peluche y ya está, eso era el corto), pero a cambio tienes la posibilidad de ver un gran número de trabajos que muy probablemente no tendrías oportunidad de ver en otro sitio.

   Claro que lo que a uno le parece un truñazo, a otros les puede gustar, y quizás haya alguien ahora mismo escribiendo en su blog que le pareció una mierda seca el corto que yo presenté.

   Por eso creo que festivales con esta filosofía son cada vez mas necesarios, ya que el volumen de obras va en aumento cada año.
   Y cuando digo filosofía me refiero también al premio del público, cosa que a veces es buena y a veces no. Esto daría para un debate.

   También hay voces críticas que defienden, por ejemplo, que los videoclips musicales no deberían competir con los cortometrajes de ficción, y otras voces que no entienden el límite de tiempo de seis minutos para poder entrar a concurso. Desde luego, el debate es muy amplio y nunca llueve a gusto de todos.

   Yo paso de posicionarme en ningún criterio con respecto a lo que acabo de plantear. Sólo creo que propuestas como la de San Rafael en Corto son merecedoras de aplauso, y mas teniendo en cuenta los tiempos que corren.

   Pues nada. Hasta este Viernes tienen tiempo de acercarse al Víctor Jara y compartir este encuentro con el Cine Canario... sea éste lo que sea...

jueves, 15 de noviembre de 2012

Cine social (que no político)

                                          "Tocando fondo" (2012) de Jonathan Guttman

   Hace algún tiempo escribí en este mismo blog un post acerca de la carencia que nuestro cine chico canario presenta a la hora de abordar los temas sociales.

   Me parecía sorprendente que, a pesar de que el cine es un arma poderosa de cara a la denuncia social, nuestros cineastas anduvieran mas preocupados (como bien dijo una vez en su blog Josep Vilageliu) por contarnos sus devaneos sentimentales y fracasos amorosos que por plasmar los cada vez mas acuciantes problemas de nuestra sociedad.

   Afortunadamente, aun se pueden encontrar perlas como este "Tocando fondo" dirigida por Jonathan Guttman e interpretada por el propio Guttman, Anna Rodríguez, Marina Ballesteros y Pedro Galindo.

   Pinchando en este enlace podrán ver esta pequeña joya del cine social en cuestión.

   Y digo bien cine social, y no político, porque "Tocando fondo" no toma partido. No se inclina hacia ninguna de las dos trincheras ideológicas.
   No, mas bien todo lo contrario. Las omite, quiero creer que deliberadamente, y llama a la reconciliación de la condición humana mas allá de banderas y símbolos.

   Es uno de los pocos cortos que he tenido la oportunidad de ver que se molesta en afrontar el tema de la crisis desde esta perspectiva.
   Y eso es de agradecer, en este mundo de crispación y porrazos en la cabeza.

   Yo, por la parte que me toca, reconozco que había abandonado la temática social que marcó el principio de mi filmografía, dejándola a un lado en beneficio de no sé exactamente que pedrada existencialista.
   Un existencialismo que se ha hecho fuerte atrincherándose tras los fotogramas de mis últimos cortometrajes.

   Y ayer, ante la manifestación que se iba a producir en las calles de mi ciudad con motivo de la huelga general, me dio por sacar la cámara a la calle acompañado de un mínimo grupo de actores, y contar una historia humana con la protesta como telón de fondo.

   Era un poco salir a la aventura, a pecho descubierto, sin saber bien lo que podrías o no podrías grabar.
   ¿Qué decir? Los actores, una maravillosa Cathy Pulido y un impresionante Ragüel Santana me sorprendieron como no podía ser menos.
   Pero por suerte o por desgracia, yo sí que tengo color y bandera, y a pesar de tratar la trama desde un punto de vista existencial y humano, no puedo evitar, aunque sea sutilmente, posicionarme en mi trinchera.

   Los grandes problemas de la sociedad son la suma de los pequeños problemas de sus ciudadanos.
  Y ahí está la metáfora.
   Les dejo el trailer. Sí, ya sé que lo rodamos ayer por la tarde. Somos rápidos ¿eh?

Salud y república.

video
                                          Trailer "RUIDO" (2012) Daniel León Lacave


viernes, 9 de noviembre de 2012

Cortos canarios en el Monopol. Una noche mas

 

   Siempre es de agradecer que se proyecten cortometrajes canarios en las salas de nuestra ciudad, y mas aún si se proyectan con una buena calidad de imagen y de sonido.

   Y eso es lo que en la tarde noche de hoy el Multicines Monopol de la capital grancanaria ha tenido a bien ofrecernos.
   En esta ocasión le ha tocado el turno a cuatro cortometrajes procedentes de la isla de Tenerife, lo cuál ha hecho que la sala mediana nº 5 del Monopol no se llenara sino a media entrada. Ya saben, el handicap de jugar fuera de casa.
   Así todo, la valoración de asistencia, a mi juicio, da positivo en la balanza.

   Tras las palabras de presentación, que me sonaron algunas de ellas extrañamente familiares, la sesión comienza con "Solo una noche" de Alejandro Rod.
   "Solo una noche" parte de una premisa interesante. Es un  modesto corto, de buena factura visual gracias a su estética, que nos cuenta una peculiar historia de amor de una pareja que acaba de encontrarse el uno al otro en curiosas circunstancias.
   Interpretaciones aceptables. 
Adolece, a mi juicio, de una banda sonora musical mal encajada con la imagen, redundante en lo emocional e irritantemente repetitiva.

   Nadie aplaude al terminar. El público está muy frío aún. Quizás sea cosa del aire acondicionado.

   "Rythmus" de Jairo López es un sugerente cortometraje, lleno de imágenes poderosas cargadas de una importante fuerza visual que atrapan en un principio la mirada del espectador.
   Rodada en un casi invernal Berlín, la ciudad se convierte en un personaje mas de la trama, acompañando así a dos (creo entender) extranjeros perdidos sin rumbo en sus calles.
   Ambos, chico y chica, deambulan por la ciudad buscándose sin saberlo mutuamente, hasta encontrar el ritmo que les permita adaptarse a los fríos paisajes urbanos que les rodean.
   Lamentablemente, esa fuerza visual inicial se diluye por culpa de un excesivo metraje y una reiteración de planos y no-situaciones que acaban, por repetitivos, de desinflar la película y hastiar la mirada.
   Con un poco de tijera en la mesa de montaje, en mi opinión, "Rythmus" podría haber sido un trabajo muy interesante.

   "Nogod" de Alberto García Martín es, a juicio del que escribe, el corto más agradecido de ver de esta noche.
   Original e imaginativa, esta cinta nos ofrece un interesante duelo interpretativo entre sus dos actores protagonista: Felix Gómez y Antonio Cifo, duelo que en mi opinión, gana por un estrecho margen, casi por el average, Antonio Cifo.
   Un paraje desértico, dos "agentes" con la misión de hacer volar una casa perdida en medio de la nada, y una banda sonora musical consistente en el sonido del viento, hacen que esta película te atrape en su trama, esperando el desenlace.
   Bien dirigida, sin alardes ni prepotencias.

   Y "Veneno" de Jonay García.

Este corto me sigue pareciendo, después de verlo por segunda vez, un despropósito. 
   Un hospital medio abandonado, un médico y una paciente. 
Pasillo arriba-gritos-pasillo abajo-mas gritos...
   Y esta debacle no es por culpa de su director, cuya realización sin ser brillante ni mucho menos,  roza lo "académicamente correcto".
   Ni por culpa de su fotografía, la cual consigue crear una atmósfera narrativamente acorde con la trama.
   Ni por los actores.
   No, la culpa es de un montaje arrítmico y un guión sin sentido, mal construído, mal escrito en sus pocos diálogos, y cuya evolución dramática roza lo infantil.
   Un corto desaprovechado, que contiene aspectos que si se hubieran explotado por encima de otros, podría haberse acercado a un aprobado.
   Lástima.  

 Y ya está.
   Y como decía mi ex después de hacer el amor, "gracias a todos por venir".
  

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Retrospectiva. Una feliz casualidad.

   El próximo día 4 de Diciembre se cumplen diez años del primer día de rodaje de mi primer cortometraje.
  
   Fue mi primer "prevenidos y... acción".  (¿qué? ¿cinco cortos anteriores a ése? ¿rodados en Hi8? No sé de que me hablan...)

  Y la casualidad ha querido que precisamente ese 4 del próximo mes sea el día elegido por los Aguere de La Laguna, en Tenerife, para programar una retrospectiva de mis trabajos.

   Y tengo que estar agradecido, por supuesto. Una muestra de lo que ha sido una década dedicada a esta absurda enfermedad de rodar cortos porque sí.
   Me resulta curioso que me propongan esto desde la isla de enfrente, y que nadie se haya acordado de esos diez años ni de esos doce cortometrajes en mi propia isla, pero bueno.

   Pero no se asusten. Sí, son doce trabajos, pero no los vamos a proyectar todos, aunque me hubiera gustado. (sonrío).
   No. Tampoco es cuestión de dejar al público con convulsiones epilépticas con doce truños seguidos uno detrás de otro.
   Así que he preparado una selección de seis trabajos que se ajusten tanto en una duración razonable para su proyección, como para ser lo suficientemente representativa de mi evolución cinematográfica.

   Eso sí. Se proyectarán por orden cronológico donde podrán ver el primero y el último (¡¡¡estreno!!!) de mis cortometrajes.

   AUTORRETRATO (2002)
   Francisco, un mediocre aprendíz de pintor que vive obsesionado con la obra de Goya, vive atenazado bajo la influencia tiránica de su madre.
   Estrella al mejor corto canario -(ex aequo)- en el Festivalito de La Palma (2004)


HANNA DESPUÉS DEL TIEMPO (2004)
   Una historia de mezquindades en tiempos de guerra y reencuentros casuales al cabo de los años.


LOS PECHOS DE PAULA (2009)
   Paula es una humilde joven que acaba de ser madre que entra a servir como ama de cría en la mansión de una adinerada familia que también acaban de tener un bebé.
   Un relato sobre el amor y la muerte.



EL ÚLTIMO PLANO (2012)
   Penélope y David se reencuentran casualmente después de seis años. Ambos reviven sus pasiones y su amor. Un triángulo amoroso en el que el tercer lado es el cine.



UNA PUTA CRÍTICA (2012)
   Él, ella, un bol de palomitas, una película en el dvd, y casi toda la tarde por delante...



LAS OVEJAS NUNCA VIENEN SOLAS (2012)
   Dos parejas de amigos se encuentran en la puerta del cine, y deciden entrar a ver juntos la misma película.



   Las tres primeras son "cine pesado", una manera de hacer películas que intentaba aproximarse a un espíritu mas "industrial", mientras que las tres últimas responden a la corriente del "cine leve", una filosofía de rodaje bien distinta.
   Por eso creo que la selección es la acertada, ya que muestra ampliamente ambos conceptos a la hora de afrontar el cine desde los parámetros de una producción independiente.
   Por lo demás, el salto visual que notará el espectador entre "Los Pechos de Paula" y "El último plano" está buscado de forma intencionada, ya que la temática de la segunda nace como reacción a mi experiencia personal en la primera.

   Y nada mas. Espero que les guste, y si no, bueno, pues al menos que no me tiren piedras.


P.D: Pedir disculpas de antemano por la calidad de imagen de "Autorretrato". el primero de los cortos. La copia que se proyectará es copia de copia, de formato a formato etc etc. Han pasado diez años, y los formatos eran otros, y el original no sé donde demonios acabó, así que entornen un pizco los ojos. Gracias.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Huérfanos del Monopol. Algo más que un cine.


"PRIMERO CERRARON EL REX, PERO NO ME IMPORTÓ
 PORQUE PODÍA VER LAS PELIS EN EL ROYAL.
 LUEGO CERRARON EL CAPITOL, PERO NO ME IMPORTÓ
 PORQUE PODÍA VER LAS PELIS EN EL GALAXY´S.
 AL FINAL CERRARON EL GALAXY´S, EL ROYAL Y..."



   Uno tras otro los vi caer. El Rex, el Avenida, el Capitol (éste aguantó más que ninguno) todos fueron engullidos por el progreso, devorados por los multicines modernos, que a su vez fueron derribados por las multinacionales con sus salas en anfiteatro y sus pantallas gigantes.

   Y claro, me pareció una evolución natural, triste pero natural, y no le di mayor importancia.
   Era un poco como aquello del video kill the radio stars, y como, de cualquier forma, seguía existiendo dónde ver las pelis, todos lo aceptamos sin preocuparnos demasiado, relegando a la nostalgia el recuerdo de aquellos cines de sala única.

   Después vino el internet, la ley Sinde sí la ley Sinde no, bla bla bla pa no aburrirles y tal, y hasta las megasalas Yelmo Cinesa hablaban de la crisis del sector mientras te cobraban 5 euros por una coca cola.

   Pues sí, toda la Galia estaba conquistada... ¿toda? no, había un pequeño multicines que resistía al invasor.
   ¿Qué cómo lo hacía? Pues gracias a una poción mágica llamada "Cine diferente", cuyos ingredientes eran programar cintas alternativas, unas películas que no podrías ver en ninguna de las megasalas ultracomerciales de la ciudad.

   Por eso, el anuncio del posible cierre del Monopol es mas preocupante de lo que parece. No se trata ya de cerrar una sala y de traspasar su público a otro pez mas grande.
   No. Estamos hablando de atentar contra la única oferta cinematográfica alternativa de nuestra ciudad.

   Y no sólo eso.
   Si nos ponemos egoístas, el Monopol era casi el último bastión para los cineastas canarios a la hora de proyectar sus trabajos en buenas condiciones en la capital grancanaria.
   Lamentablemente, Las Palmas no dispone de un TEA, como existe en Santa Cruz, sala que todos los canariones envidiamos cochinamente.
   Y hablemos claro, tampoco tenemos por aquí a nadie que se parezca a Emilio Ramal...

   ¿Y por qué? El Espacio Digital de Ciudad Alta debió convertirse en el análogo del TEA en Las Palmas, pero no ha sido así.
   Si alguien se pregunta el porqué, basta con asomarse a la sala de proyecciones del TEA y compararla con la sala de proyecciones del Espacio Digital... y... ahí lo dejo...

   "Les queda el Guiniguada" me dirán algunos...
   Bueno, corramos un túpido velo.
   Me resulta muy trsite, como cineasta grancanario, que me sea más sencillo proyectar mis trabajos en Tenerife que en mi amado Guiniguada. Asimismo, dice mucho sobre en la sociedad en la que vivimos el hecho de que sea mas viable estrenar tu película en el Monopol, que es privado, que en el Guiniguada, que al fin y al cabo, al ser público, es de todos nosotros...

   Por eso todos seremos pronto huérfanos si se confirma el cierre del Multicines Monopol, porque se trata de algo más que un cine.
   Se trata de un referente de la cultura cinematográfica canaria. Se trata también de un punto de encuentro de creadores, de una arista de ese festival de cine de Las Palmas, que va segundo en la lista de ejecuciones.

   Miremos para otro lado, como hacemos siempre, y algún día nos daremos la vuelta, y veremos un desierto polvoriento, como al final de la peli de Bogdanovich "The Last Picture Show"... o aludiendo a su título en español: "La última sesión".